3 cosas que puedes por tu cuenta para ahorrar dinero

Vivimos en un mundo cada vez más acostumbrado a pagar por todo. Queremos todo de forma automática, sin hacerlo por nuestra cuenta. Si pueden, que lo traigan a la puerta de casa.

Pero esto no tiene por qué ser así. De hecho, es posible que exista otro modo que nos permita ahorrar dinero, tiempo, y a la vez, sentirnos más a gusto si lo hacemos por nuestros propios medios.

Por eso, hemos querido recopilar al menos 3 actividades que te representarán un ahorro importante si decides hacerlas por cuenta propia, sin pagar por ello, o sin gastar muchos recursos.

Cortar el cabello

El dinero que se gasta en la peluquería puede, a veces, considerarse necesario. Y no tiene por qué ser así. De hecho, cortarse el cabello es cuestión de aprender una vez, y repetir el proceso durante el resto de tiempo.

Por eso, si lo que quieres es ahorrar dinero de forma sustancial durante todo un año, plantéate aprender a cortar tu propio cabello, o el de tu pareja, si vives con ella.

Así, podrás ahorrar no sólo mucho dinero, sino que comenzarán a hacer cosas juntos, o en caso de que vivas solo, encontrarás una fuente de propulsión de autoestima. ¡Créeme!

Lavar tu ropa

Incluso los que sentimos que trabajamos a toda hora tenemos un momento libre, en algún lugar de la semana. Un momento como para lavar nuestra propia ropa, sin necesidad de utilizar lavadoras o secadoras.

Así, no gastamos energía eléctrica. Y además, no gastamos dinero en lavanderías.

Esta actividad te puede tomar como máximo una hora, y valdrá para tener ropa limpia y usable por, al menos, 2 semanas.

Aunque claro, siempre dependerá de la cantidad de prendas que tengas. Pero, a mayor cantidad de prendas, mayor ahorro de dinero al largo plazo.

Cocina en casa

Pocas cosas molan más que pedir todo ya hecho. Nos ahorramos el tiempo, y hasta la molestia si no nos gusta cocinar.

Sin importar la animadversión que le tengamos a la cocina, llega un momento (económicamente hablando) en el que debemos vencer todos nuestros miedos a la comida quemada o desabrida, y ponernos manos a las obras.

El ahorro de comprar alimentos y prepararlos en casa, a diferencia de comprar comida en un restaurante o comida semi-preparada (enlatados,…), puede representar miles de euros a lo largo del año.

Un ahorro que luego puedes destinar a darte un regalo, como ir a un buen restaurante. ¡Lo valorarás más!